top of page
  • Writer's pictureAnna-Emilia Hietanen

Aprender jugando - un enfoque finlandes a la educación



Jugar es la forma favorita de nuestro cerebro para aprender

– Diane Ackerman



“¡No quiero hacer la tarea! ¡Quiero jugaaaaar! ¡Quiero ir al parque! Yaa, por favoooorrrr….” decía el niño con toda la desesperación de sus 5 años. Como era todavía la pandemia y era un día escolar, ya había pasado unas horas de su visita con nosotros en frente de la computadora escuchando a sus maestras y ahora le tocaba terminar unas tareas antes de poder ir al parque. Habían sido unas horas de sufrimiento y no sólo para él. Ver cómo casi se puso a llorar cuando lo regañaban por no poner atención, por sentir que las letras eran algo totalmente incomprensible y que debía ser porque él era tonto, me hacía sufrir también. Y saber que yo no podía hacer nada para cambiarlo de escuela, también. Hacer las tareas (aunque en mi opinión personal y profesional no me parecían relevantes) tampoco era opcional. “Mira”, le dije. “Vamos a hacer esta tarea… pero vamos a hacerla como un juego…”


Aunque muchas escuelas y muchos padres y madres de familia en México y otros países parecen haberlo olvidado, las niñas y los niños siempre han aprendido jugando. El juego desarrolla motricidad, capacidades cognitivas, habilidades socioemocionales… Tiene numerosos beneficios, no solamente en la niñez, sino también para las personas adultas. Simplemente, es bueno para el aprendizaje. Y aún así, en muchas escuelas niñas y niños cada vez más jóvenes tienen que sentarse quietos y aprender de libros.


Finlandia es uno de los pocos países en el mundo en que el juego está incorporado al currículo en nivel nacional. En este artículo, vamos a conocer el enfoque finlandés al aprendizaje a través del juego, sus beneficios y también ver maneras concretas para usar el juego en el aprendizaje en las escuelas en México y otros países latinoamericanos.



¿Qué es el aprendizaje lúdico o aprendizaje a través del juego?


En las últimas décadas, el sistema educativo de Finlandia ha llamado mucho la atención mundialmente por sus resultados positivos – y por sus métodos innovadores. El aprendizaje a través del juego es uno de los pilares de la educación finlandesa. Ayuda a encender la curiosidad, desarrollar la imaginación y fomentar el desarrollo cognitivo de niños y niñas.


Aprender jugando no es solamente una estrategia educativa; más bien, es una filosofía, ya que reconoce que en la niñez (y en la juventud) la mejor manera de aprender es explorando y con experiencias concretas e participativas. Se entiende que los niños y las niñas construyen sus conocimientos activamente y que su tendencia natural a jugar ayuda generar aprendizajes significativos. Con actividades lúdicas, las niñas y los niños usan todos sus sentidos y su creatividad y desarrollan sus capacidades de resolver problemas mucho más allá de las actividades meramente académicas. Observando y jugando en el patio descubren principios de la física, se expresan a si mismas cuando pintan o hacen manualidades y desarrollan sus habilidades sociales, de comunicación y de negociación cuando juegan libremente entre sus pares.


Las experiencias finlandesas muestra bien cómo el aprendizaje basado en el juego puede ser aprovechado en la educación. Los primeros años, en la educación temprana y preescolar, el juego es la principal forma de aprender. En Finlandia, se considera que lo importante en esos primeros años es crear una base sólida para las habilidades socioemocionales. Para eso, el juego es la herramienta pedagógica ideal – tanto el juego dirigido por docentes como las oportunidades del juego libre. Las habilidades académicas pueden esperar hasta la primaria.


De hecho, un gran número de investigaciones muestran lo que los finlandeses ya sabemos – empezar demasiado temprano con las actividades académicas, especialmente si significa quitar el tiempo para el juego, no resulta en mejor rendimiento académico posteriormente. Incluso puede ser contraproducente.


En Finlandia, el juego no se usa solamente con el alumnado de la temprana edad. Es un método importante en los primeros años de primaria, pero tampoco desaparece en los grados posteriores, aunque las formas de la enseñanza y aprendizaje lúdica y participativa cambie de acuerdo con la edad y las necesidades de niñas, niños y jóvenes.


Los beneficios del juego para el aprendizaje


La educación finlandesa no incorpora el juego en el aprendizaje nada más por un capricho. Numerosos estudios, tanto en Finlandia como en otros países muestran que el juego beneficia mucho el aprendizaje.


Por sí, el juego es necesario para el desarrollo emocional, social y cognitivo en la niñez y puede apoyar el bienestar de personas de todas las edades. Pero también puede apoyar la pedagogía. Aquí podemos mencionar algunos de estos beneficios:


  • En el juego, se puede aprender, practicar y fortalecer diferentes habilidades y conocimientos sin temor a la equivocación. El juego desarrolla habilidades cognitivas como el lenguaje, las habilidades de pensamiento y la memoria. Muchos juegos también requieren pensar, explorar, entender y resolver problemas.

  • El aprendizaje a través del juego aumenta la motivación, la concentración y la alegría de aprendizaje, hace el proceso de aprendizaje más interesante y permite al estudiantado participar más y apropiarse de su propio proceso de aprendizaje.

  • Aprender a través del juego también promueve las llamadas habilidades del siglo XXI, tales como habilidades de pensamiento, resolución de problemas, creatividad, colaboración y comunicación.

  • El desarrollo de las habilidades sociales y el mejor manejo emocional apoyan también las actividades en las aulas, tales como trabajo colaborativo.

  • El juego puede reducir el estrés y la ansiedad que tiene el estudiantado y que pueden estar asociadas a otros tipos de actividades de aprendizaje. Actividades lúdicas pueden relajar a los estudiantes y de esa manera, crear un ambiente más positivo y propicio para el aprendizaje. Usar actividades de aprendizajes lúdicas también puede ayudar a reducir comportamientos problemáticos y distracciones en el salón.

  • De acuerdo con las investigaciones, el aprendizaje lúdico también genera mejores resultados académicos y puede ayudar la retención de lo aprendido, ya que el estudiantado se involucra en actividades que les generan curiosidad y experiencias ligados con emociones positivas.

-

¿Cómo aprovechar el juego en las aulas mexicanas?


Como puedes ver, las actividades lúdicas y el uso del juego tienen muchos beneficios para el proceso de aprendizaje. No son una pérdida de tiempo que quita espacio de las actividades más académicas, si son bien planeadas. Pero ¿cómo podemos aprovechas el juego en las aulas de instituciones mexicanas o latinoamericanas?


Primero, tenemos que tener claro cuál es el objetivo. Las actividades lúdicas sí pueden servir simplemente como pausas activas o para regular los niveles de energía del alumnado. Usar actividades lúdicas con movimiento físico para subir la energía cuando el estudiantado es cansado, o actividades más tranquilas cuando están inquietos puede ser muy útil. Este tipo de actividades pueden tan solo tomar uno minutos. Es bueno tener algunas actividades de reserva para este tipo de situaciones.


Pero el juego puede ser parte del mismo aprendizaje. Puedes elegir juegos que están ligados con el tema o adaptar juegos tradicionales para enseñar o repasar un tema. Aquí algunos ejemplos:


  • La actividad física aumenta el bienestar, apoya la memoria y contribuye a la salud. Podemos usarlas para practicar lo que ya se ha aprendido. Por ejemplo, rebotar la pelota para repasar sumas y restas, contestar preguntas en cualquier materia con algún movimiento en vez de palabras…

  • Drama, juegos de roles y simulaciones pueden ser muy útiles para practicar empatía, comunicación y habilidades sociales, pero también pueden ayudar al estudiantado a entender conceptos. Personalmente, los he usado por ejemplo en clases de historia, ya que pueden ayudar con el desarrollo del pensamiento histórico y la empatía histórica. Los juegos de roles no necesitan ser solo dramas y actuación. Podríamos proponer que el estudiantado escribe cartas o haga una entrevista desde el punto de vista de un personaje histórico o alguien que ha logrado grandes avances en nuestra disciplina, por ejemplo.

  • Actividades de aprendizaje al aire libre son también una forma de incorporar juego y actividad física en la enseñanza para promover aprendizajes significativos. Casi cualquier cosa que se puede enseñar en un salón de clases, se puede enseñar también en otros espacios alternativos (sí, también programación – en Finlandia han enseñado programación en el bosque sin ningún tipo de aparatos electrónicos).

  • Ruta de actividades. Sumar, restar, multiplicar, practicar verbos de un idioma extranjera, aprender conceptos de física… No es necesario hacer todo eso en el salón. ¿Por qué no planeas una ruta de actividades con puntos en diferentes partes del salón o la escuela en que el estudiantado realiza tareas que de otra manera tendría que hacer sentado en su pupitre? Así, aumentas actividad física en la clase y puedes volver las actividades en un juego. Si hay que buscar los puntos de trabajo con una mapa o resolver pistas para llegar, puede ser más divertido.


Otras opciones para incorporar juego en las aulas son la llamada gamificación o uso de elementos del juego en otros contextos, y el aprendizaje basado en juego. De estas opciones vamos a hablar en nuestro siguiente artículo que está más dirigido para el uso de juego con jóvenes y personas adultas.


Si te interesa incorporar juego en tus para tus clases, ¡participa en nuestro webinar gratis el 22 de septiembre de 2023. También tenemos un paquete de actividades lúdicas para enseñar lectoescritura y pronto contaremos actividades lúdicas y juegos también para enseñar otros temas y asignaturas, como matemáticas.


Y tú, ¿cómo has aprovechado o vas a aprovechar el juego en tus clases?

3 views0 comments
bottom of page