top of page
  • Foto del escritorAnna-Emilia Hietanen

Empoderando a cada estudiante – ejemplos de la diferenciación en la educación finlandesa



En el mundo actual, las brechas entre y dentro de los sistemas educativos están creciendo. Por un lado, al menos en los discursos, se reconoce la importancia de garantizar que cada estudiante desarrolle su máximo potencial. Por el otro, las escuelas, los currículos y los contenidos educativos muchas veces parecen seguir un modelo de fábrica, en que los estudiantes son tratados como prototipos iguales, sin tener en cuenta sus diferencias individuales. En Finlandia, se desafía el modelo de “escuela fábrica”, con un enfoque que se ha vuelto en una estrategia clave para fomentar la equidad y la inclusión: la diferenciación. La diferenciación busca romper con el concepto de la “talla única” y reconocer y valorar la diversidad de cada estudiante y adaptar la enseñanza a sus necesidades individuales. En este artículo, exploraremos la importancia de la diferenciación y algunas prácticas educativas de Finlandia que permiten empoderar a cada estudiante en su camino de aprendizaje y que pueden aplicarse también en contextos latinoamericanos.


Tratar a las y los estudiantes como engranajes en una maquina educativa es dañino tanto para quienes tienen dificultades en la escuela como para quienes sobresalen en alguna o varias áreas. Ninguno de los dos grupos tiene retos adecuados, lo que pueden llevar a desmotivación y pérdida de oportunidades de desarrollar el propio potencial, además del rezago educativo en caso de quienes tienen más retos en la escuela. Tratar a todos y todas de la misma forma no aumenta la igualdad, sino al contrario, agrava y profundiza la brecha causada por las diferentes realidades que vive el estudiantado. Si no hay cambios en el entorno escolar, sino que es el individuo quien tiene que adaptarse, no podemos esperar buenos resultados.


La diferenciación es la forma principal en la educación finlandesa para tomar en cuenta las necesidades de cada estudiante y la diversidad del estudiantado. Se pone atención a los diferentes estilos* y preferencias de aprendizaje que tiene cada estudiante, sus capacidades y sus intereses, pero también en sus necesidades emocionales que tienen que ver con la autoestima y la motivación. Asimismo se toman en cuenta las diferencias entre los géneros, las diferencias en el desarrollo de cada individuo y cómo el origen familiar o historia personal pueden influir en los estudiantes y sus procesos de aprendizaje.


En Finlandia se reconoce que es fundamental desarrollar las llamadas habilidades del siglo XXI en todas y todos los estudiantes, incluyendo quienes tienen mayores dificultades en la escuela, ya que estas habilidades son necesarias en el mundo moderno. Por eso, se busca que quienes tengan diferentes tipos de retos en la educación, también tengan oportunidades para desarrollar las habilidades como el pensamiento crítico, creatividad, comunicación, trabajo colaborativo y resolución de problemas. Este enfoque es muy diferente al enfoque tradicional que ha enfatizado la necesidad de que los estudiantes débiles se concentran en practicar las rutinas y memorizar conocimientos.


La diferenciación en la educación permite fomentar la motivación en el estudiantado. Ayuda a que el estudiantado puede encontrar retos adecuados, tener experiencias de logros y aprender usando sus propias fortalezas. Uno de los objetivos de la diferenciación, además de ayudar que los estudiantes puedan avanzar en sus estudios según sus capacidades, es fortalecer la autoestima a través de encontrar las fortalezas de cada persona. Se toman en cuenta los intereses del estudiantado y se conecta lo que se está aprendiendo con las experiencias y actividades que son significativos para el estudiantado. La diferenciación requiere que el docente conozca los procesos de aprendizaje y crecimiento, conozca su grupo y pueda evaluar el aprendizaje, el desarrollo de cada persona y el ambiente del salón.


La diferenciación en la educación se puede realizar en tres dimensiones: en cuanto a la amplitud, la profundidad y el ritmo de aprendizaje. Se pueden diferenciar por ejemplo contenidos, materiales didácticos y métodos de enseñanza, formas de trabajar, la cantidad de actividades y ejercicios que se realicen en la clase y en la casa y el tiempo usado. Se puede modificar los ambientes de aprendizaje, por ejemplo, dándoles a las y los estudiantes oportunidades para la participación, ofreciendo posibilidades para elegir, regulando el uso del espacio físico, siendo flexible en dividir a estudiantes en grupos y aprovechando situaciones de aprendizaje fuera del espacio escolar. La colaboración entre docentes y con las familias apoyan los objetivos y la práctica de la diferenciación.


¿Cómo se diferencia la enseñanza en las escuelas finlandesas? Aquí hay algunos ejemplos que se pueden adaptar también en contextos latinoamericanos.


  • Los planes personales de aprendizaje apoyan a la diferenciación al tomar en cuenta las necesidades individuales. Desde la educación temprana, se crean planes personales de aprendizaje. Estos planes incluyen metas y estrategias diseñadas específicamente para las necesidades y habilidades de cada estudiante. Normalmente, sobre todo en caso de estudiantes más jóvenes, las familias de los estudiantes apoyan y participan en la creación de este plan personal.

  • Apoyo especial. En Finlandia, se busca atender a los retos de aprendizaje en cuanto aparecen. Es mejor prevenir que tratar de resolver problemas más tarde. Por eso, hay diferentes niveles de apoyo y educación especial para quienes tienen diferentes tipos de retos. Este tipo de apoyo y soporte puede variar mucho dependiendo de las necesidades individuales: puede ser que, para una estudiante, es suficiente tener un ayudante en las clases de una materia, mientras para otro estudiante tal vez está mejor estudiar casi todo el tiempo en un grupo pequeño con docente de educación especial. Una forma de apoyo son también clases sobre temas o materias específicas después del horario escolar. Otra forma es enseñar el tema para el estudiante de antemano, para que pueda seguir la enseñanza en la clase con las y los demás más fácilmente.

  • Formar grupos flexibles. Se pueden formar grupos de estudiantes basados en sus capacidades, necesidades, intereses, preferencias de aprendizaje o capacidades de trabajo. Los grupos también pueden tener diferentes contenidos, materiales, tareas y retos. No se debe formar grupos permanentes de acuerdo con los resultados o niveles de aprendizaje. El punto de partida no es dividir a estudiantes en “malos, buenos y excelentes” sino que se forman los grupos de manera temporal y flexible dependiendo de cómo cada persona aprende mejor en diferentes momentos y situaciones.

  • Colaboración entre docentes. Cuando varios docentes trabajan juntos, pueden dividir el grupo de manera flexible: por ejemplo, una parte de la clase se trabaja temas en común y en otro momento, un docente puede apoyar a quienes tienen más retos, mientras otro puede trabajar con quienes avanzan más rápido.

  • Métodos variados y activos. En Finlandia, los docentes usan diferentes tipos de métodos, lo que ayuda a todo el grupo. Además de clases dirigidos por el docente, los métodos activos y lúdicos, aprendizaje colaborativo, aprendizaje basado en proyectos o en fenómenos y el uso de la tecnología en la clase pueden motivar al estudiantado y ayudar que cada estudiante pueda tener experiencias de logros.

  • Los métodos colaborativos pueden tener grandes beneficios para todos, ya que ofrecen al estudiantado apoyo entre pares, oportunidades de compartir experiencias de aprendizaje y la oportunidad de desarrollar habilidades sociales y de comunicación. En este tipo de grupos pequeños, tener estudiantes de diferentes niveles de aprendizaje puede ser un gran apoyo a quienes tienen más retos. Cuando el trabajo colaborativo bien dirigido o facilitado, permite a cada estudiante contribuir con sus fortalezas. (Ojo; los métodos colaborativos no refieren al trabajo en equipo tradicional en que cada estudiante solamente hace su parte individualmente (si es hace algo).


Diferenciación se refleja también en las prácticas de evaluación. En vez de enfatizar la evaluación sumativa que evalúa los aprendizajes al final del proceso, en Finlandia se enfoca mucho en la evaluación formativa. El objetivo de la evaluación formativa es dar retroalimentación durante y después del proceso de aprendizaje para que el o la estudiante puede mejorar. Las estrategias formativas de evaluación permiten al docente identificar retos, fortalezas y áreas de oportunidad y adaptar la enseñanza de acuerdo con las diversas necesidades de su grupo. Se puede diferenciar la evaluación también usando diferentes métodos de evaluar e incluso dándole al estudiantado diferentes opciones de acuerdo con sus objetivos.


La diferenciación puede sonar como mucho trabajo, y sí, toma más tiempo sobre todo al principio. Sin embargo, los resultados valen la pena. Si no la hacemos, los estudiantes más débiles no pueden avanzar y eso puede afectar el desempeño de todo el grupo. Además, muchas actividades se pueden diferenciar relativamente fácilmente de tal manera que hay diferentes versiones de la misma actividad. Por eso, en nuestros materiales y cursos, buscamos ofrecer diferentes ejemplos para la diferenciación para apoyar a los docentes. Apoyarse entre colegas puede ser muy útil: compartir ideas y observaciones puede disminuir la carga de trabajo de todos y todas, aun si no hay posibilidad de practicar co-docencia y dar las clases juntos.


¿Ya estás diferenciando tus clases? ¡Cuéntanos tus experiencias! O deja un comentario si te gustaría que profundicemos más en algún aspecto de la diferenciación.


En el grupo de Facebook “Cambiando educación – comunidad para docentes y educadores” compartimos también ideas y recursos prácticos para la diferenciación y métodos diversos. Puedes unirte aquí: https://www.facebook.com/groups/644178876628797


* Usaremos esta palabra porque es muy común, aunque estrictamente hablando en Finlandia ya se reconoce que las personas no tienen un solo estilo fijo de aprendizaje, sino más bien preferencias.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page