top of page
  • Foto del escritorAnna-Emilia Hietanen

El liderazgo educativo: clave para una educación de calidad en México

Actualizado: 7 jun 2023


Personas contentas en una junta de trabajo
El liderazgo educativo positivo fomenta una cultura de colaboración.

Con los cambios sociales y tecnológicos, la educación tiene que estar constantemente evolucionandose y transformandose para poder responder a las necesidades de las sociedades actuales. El liderazgo educativo es una pieza clave para esta transformación de la educación en todo el mundo. El papel de las directoras y directores de escuelas también en México es cada vez más importante. Tienen la responsabilidad de liderar y guiar a su equipo docente para mejorar la calidad educativa y asegurar el éxito del estudiantado. En este artículo, exploraremos el papel que juega el director escolar en la transformación educativa en México, y les presentarémos algunas acciones concretas basadas en la educación finlandesa para la mejora educativa.



¿De qué manera puede un líder educativo mejorar la educación?


El ejemplo de Finlandia, que ha sido internacionalmente reconocido por su sistema educativo de excelencia, demuestra la importancia de contar con líderes educativos que se enfoquen en el desarrollo integral de los estudiantes y en la mejora constante del sistema educativo. Los rectores en Finlandia tienen un papel fundamental como líderes pedagógicos, no solamente se enfocan en la administración o el gestión escolar. Son responsables de la gestión de la escuela, pero también de dirigir, apoyar e inspirar a sus docentes y de promover el bienestar integral de sus estudiantes. Además, deben promover una cultura laboral y escolar positiva que apoya el aprendizaje y la colaboración.


Los directores escolares en Finlandia tienen un rol importante en la adaptación del marco del Curriculo Nacional a las necesidades de su escuela a través de los currículos locales. Este tiene que ver con uno de los aspectos de su papel como lideres pedagógicos; liderar la pedagogía. Si bien cada docente en Finlandia tiene mucha autonomía y está a cargo de su propio proceso pedagógico, el director o la directora debe liderar el conjunto de acciones pedagócicas. Las actividades de día a día definen si se llega a los objetivos planteados en el currículo. Por eso, una de las responsabilidades de la dirección escolar es reconocer lo que hay que desarrollar y reservar suficientes recursos al desarrollo institucional, pero al mismo tiempo debe asegurar que hay suficientes recursos para las actividades base. Liderar la pedagogía significa garantizar que los métodos de trabajo y de evaluación realmente apoyen el cumplimiento de los objetivos de aprendizaje. En Finlandia, como los directores y las directoras necesariamente tienen que tener experiencia docente, pueden apoyar a sus docentes en cuestiones pedagógicas, no solamente administrativas.


Para que sean exitosos en su trabajo, los directores finlandeses ejercen el liderazgo colaborativo. El liderazgo pedagógico tambien significa liderar a una comunidad de especialistas de pedagogía, los docentes. En la práctica, refiere al dirigir los procesos de establecimiento de metas y desarrollo institucional en conjunto con el personal. Para esto, deben contar con la colaboración de sus docentes y el personal de apoyo para generar juntos y juntas un ambiente de aprendizaje inclusivo y diverso.


En México, el papel de las direcciones en la transformación educativa es igualmente importante. Como líderes educativos, deben colaborar con el personal docente y las familias para garantizar el bienestar de los estudiantes y la mejora constante del sus instituciones. Para que esto suceda, es necesario implementar prácticas educativas innovadoras que promueven la inclusión, la equidad y el desarrollo integral de sus estudiantes. Es importante motivar al personal docente y administrativo para trabajar juntos hacia metas comunes y establecer políticas y procedimientos claros para que se puedan llegar a estos objetivos y mejorar la calidad de la educación. Asimismo, deben apoyar la formación contínua de sus profesores y trabajar en colaboración con la comunidad escolar para crear un ambiente seguro e inclusivo que fomenta la motivación.

Por último, un líder educativo puede mejorar la educación impulsando iniciativas innovadoras y tecnológicas que permitan a los estudiantes adquirir habilidades y conocimientos relevantes para el mundo actual y para el futuro. Es importante trabajar esto juntos con los docentes, los estudiantes y sus familias.



¿Qué hacer para promover la calidad de educación a través del liderazgo educativo?

Aquí te presentamos cinco acciones concretas que puedes tomar para desarrollar tu liderazgo educativo y apoyar la transformación de tu escuela:


1. Fomenta una cultura de colaboración. En la escuela, el personal es el recurso más valioso que tiene la dirección. El trabajo en equipo es fundamental para el éxito de cualquier proyecto educativo. Como director, debes fomentar una cultura de colaboración y la participación activa de los maestros, personal de apoyo y también de padres y madres de familia. Esto permitirá una mejor comunicación y la creación de planes y proyectos más efectivos y además dará espacios para la innovación. Si quieres más herramientas para desarrollar tu liderazgo colaborativo, conoce nuestra guía para directores aquí.


2. Promueve la formación continua de tus maestros y maestras. La formación continua es esencial para que tus docentes se mantengan actualizados de las últimas tendencias educativas basadas en la investigación. Como director, puedes buscar cursos y talleres para que tus docentes se capaciten y pueden mejorar su práctica docente. Aunque la capacitación teórica puede ser útil y tiene su lugar, dale prioridad a los programas que les den a tus docentes herramientas y estrategias que puedan poner fácilmente en práctica. Además, deles a tus docentes espacios y tiempo para que realmente puedan implementar los métodos de enseñanza innovadores.


3. Adapta el currículo a las necesidades de los alumnos a la medida de lo posible. Cada estudiante tiene fortalezas y retos diferentes, y por eso, es importante ajustar la enseñanza a las necesidades de cada estudiante. Como director, lidera y promueve la creación de un currículo inclusivo y diverso que respete las diferencias individuales y promueva aprendizajes significativos. Apoya a tus docentes para que puedan diferenciar la enseñanza.


4. Fomenta un ambiente de aprendizaje positivo, en que todos y todas se sientan seguros. Esto incluye promover valores como el respeto y la empatía, prevenir acoso escolar y crear ambientes de aprendizaje acogedores, seguros e innovadores, tanto en espacios físicos como en ambientes que aprovechan la tecnología.


5. Evalúa constantemente cómo van con las metas que tienen. Medir el progreso es clave para garantizar que los esfuerzos educativos dan resultados. Esto no significa solamente la evaluación de estudiantes o docentes, sino más bien refiere a la evaluación de las medidas que se tomen para mejorar el ambiente escolar y los procesos de aprendizaje. Hay que tener claro los objetivos de los cambios que se quieren implementan, igual que los indicadores que nos muestran que estamos llegando a los objetivos. Pero también hay darle tiempo para ver resultados, para poder hacer ajustes y mejoras en el futuro.


Estas son algunas acciones concretas que puedes tomar para liderar una transformación educativa efectiva en tu institución y apoyar el cambio para que México pueda avanzar hacia una educación inclusiva, diversa y de calidad. ¡Juntos podemos lograrlo!


¿Qué acciones ya estás tomando o cuáles sientes que sean las acciones más importantes para tu institución?


1040 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page